Green Cow

green cow logo

Anabel Dueñas, cantante y amiga de Rocío Carrasco: «Ella esconde a la artista que lleva dentro»

Standard

Views: 14

Para cualquier cantante, alcanzar la talla de Rocío Jurado es un reto que requiere de sangre, sudor y lágrimas. Su infinito diafragma, su garra aterciopelada, el rugido de su mirada…’La más grande’ es un elemento irrepetible en la historia de España al que, aún así, vale la pena honrar. A 17 años del fallecimiento de la Chipioniora, Anabel Dueñas (Córdoba, 1985) representará este sueño de muchas artistas de trasmutarse en su ídola. Lo hará en Rocío Jurado, el musical, una obra creada por Rocío Carrasco que continúa su gira este mayo.


Bajo el lema «La historia de La Chipionera como nunca antes te la habían cantado», la artista dará vida y voz a Carmela, una aspirante a pasar el casting de Rocío Jurado, el musical. Representará, por lo tanto, al entrecomillado del entrecomillado de un mito. A una joven que, como ella, anhela cantar en el nombre de Rocío. «Jurado es uno de mis ídolos desde bien pequeña. La primera vez que la vi en directo fue en el Tívoli la gente me miraba porque me sabía todas sus canciones», describe a LOC Anabel Dueñas.


Nacida en Córdoba en una familia muy flamenca, la cantante cuenta que en su casa siempre se escuchaba a la de Chipiona. «Como le pasa a Carmela, la devoción que tengo me viene por mi madre», revela. «En mi casa cantamos y bailamos todos, es algo típico de la grandísima tierra de la que somos los andaluces», continúa al ser preguntada acerca de sus comienzos.


Formada en canto en diferentes escuelas de canto y el Conservatorio de Danza Española-Flamenco, Anabel Dueñas expresa su felicidad por presentar su función junto a Rocío Carrasco. Algo que para ella ha sido «otro sueño, porque mediante ella he tenido la oportunidad de conocer más a mi ídola, que no tuve la suerte de conocer». Además de ser su persona de confianza en el mundo del espectáculo, la hija de Rocío Jurado es también gran amiga suya. A ella, le une su pasión por la artista y por reivindicar su figura.


«Hablar de Rocío Jurado es hablar de feminismo, yo pienso lo mismo que pensaba ella. Solo se trata de igualdad, de equiparar conceptos, en ningún caso de desvalorizar al hombre», cuenta acerca de la posible presencia de referencias a la marea fucsia bajo los focos o en algún diálogo.


Ahora inmersa en la preparación de una gira con la que sueña poder «recorrer el mundo», Anabel ya había interpretado esta obra con anterioridad. «Rocío Jurado, el musical lleva ya varias funciones y una recepción por el público maravillosa. Estoy muy contenta porque hay muchas fechas cerradas y otras por cerrar. Haremos regalos al público trayendo a grandes artistas de este país e internacionales», lanza.


Desde que Rocío Carrasco conoció a Anabel Dueñas hace años, ambas amigas han emprendido diversos proyectos. El marido de la heredera universal, Fidel Albiac, ha sido también una pieza fundamental para el desarrollo homenajes como Punto de partida o Qué no daría yo para ser Rocío Jurado. Todas ellas con Anabel como estrella.

Sin embargo, no siempre han cosechado el éxito esperado. Circunstancias como las restricciones por el Covid-19 o diversas polémicas ajenas a lo cultural terminaron haciendo mella. «Estamos descolocados. Te tienes que ir adaptando cada día porque te encuentras en cada momento con circunstancias distintas», expresó Carrasco en 2020, en plena pandemia.


Tras años de preparación, la hija de ‘La más grande’ ha encontrado una nueva oportunidad de la mano de Green Cow Music. La misma organizadora del concierto homenaje a por el 8-M, Mujeres cantan a Rocío Jurado.