En Magiterráneo el guitarrista flamenco Daniel Casares se embarca en un nuevo viaje junto con una selecta tripulación: el violín de Nelson Doblas, la percusión de Miguel Ortiz “Nene”, Jesús Bachiller al bajo y el acompañamiento de los cantaores Manuel Peralta y Kiko Peña y el preciado zapateo y baile de Sergio Aranda.


Un espectáculo que, como en Ítaca, el poema de Kavafis, lo que importa no es el lugar de donde se parte ni el puerto a donde se arriba sino toda la experiencia, la emoción y el conocimiento que uno se trae del camino. Tras una impecable trayectoria que va camino del olimpo de los más grandes guitarristas flamencos, Daniel
Casares regresa ahora al sur donde el mediterráneo vuelve a ser su numen y la magia poética que le sirven de inspiración.

Hermosas melodías que nos traen el perfume y la esencia de las tierras donde mejor brotan olivos y laureles, la alegría de las palmas, un carrusel de arpegios capaces de amansar al más fiero Poseidón, bulerías de ámbar y ébano, madrepelas y un coral de tangos y otros palos diversos componen un repertorio tejido de voluptuosas notas y deliciosos matices cuya única intención es la de dejarnos varados por largo tiempo en un mar feliz y en calma.